Antigua Guatemala

Antigua Guatemala

Fundada en 1543 y nombrada Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala en 1566. Después de pestes, terremotos e inundaciones, el movimiento telúrico de 1773 acabó por destruirla definitivamente. A pesar de haber sido una ciudad tan golpeada y abandonada, hoy es uno de los mayores atractivos turísticos de Guatemala, debido a su arquitectura claramente colonial. Conserva sus características, como si en ellas el tiempo se hubiera detenido. Por su inmenso valor histórico y cultural, fue declarada por la UNESCO “Patrimonio de la Humanidad” en 1979. Su feria es el 25 de Julio.
slide_antigua_static

Plaza Mayor

Localizada en el corazón de la ciudad y rodeada por el Palacio de los Capitanes Generales, el Ayuntamiento, la iglesia de San José anteriormente Catedral de Guatemala, el Palacio Arzobispal y el Portal del Comercio o Panaderas.

Catedral Antigua

Fachada de elaborada factura barroca, realizada en argamasa blanca con el estilo característico de las iglesias antigüeñas. Alrededor de la entrada principal, se admiran espléndidos adornos de estuco que datan de las postrimerías del siglo XVII. En la parte posterior se encuentran las ruinas de la catedral donde pueden apreciarse las columnas de la cúpula y las pechinas decoradas con ángeles labrados, así como restos de la construcción que aún denotan la belleza del inmueble.

Mercado de artesanías

Aquí se dan cita los visitantes de La Antigua Guatemala para comprar gran cantidad de artesanía, desde textiles, esculturas, juguetes hasta artículos de piel que aglomerados se muestran en una marejada de formas y colores que impresionan a los ojos. Abierto todo el año.

Palacio de los Capitanes Generales

Ubicado frente a la Plaza Central, consta de dos niveles y una fachada de doble arquería. Durante los siglos XVI al XVII resguardó al representante del rey, actualmente alberga las oficinas de la Gobernación Departamental y de información turística de INGUAT.

Palacio del Noble Ayuntamiento

Debido a su magnífica construcción, en la época colonial fue utilizado como cárcel. En la actualidad, es sede de las oficinas de las autoridades municipales y del Museo del Libro Antiguo. Esta construcción conserva su forma original desde 1743.

Iglesia y Convento La Merced

La fachada de esta iglesia es, sin duda, el mejor ejemplo del estilo barroco que predominó en las construcciones antigüeñas. La espectacular fuente del Convento, la mayor de las que aún quedan en La Antigua Guatemala, se construyó durante el siglo XVIII y fue parcialmente restaurada en 1944.

Iglesia de San Francisco el Grande

En el interior, al cual se accede por una puerta lateral, se conservan bellísimos retablos barrocos con figuras mixtilíneas, todos laminados en oro, así como la capilla que conserva el cuerpo del Santo Hermano Pedro de San José de Betancur, quien goza de la devoción de numerosos católicos de Guatemala y de América Central. En el interior de la iglesia se encuentra el museo del Santo Hermano Pedro donde se exhiben reliquias, ropa y objetos que él utilizó. Una vez en el atrio, se puede apreciar la fachada principal del templo que muestra 12 nichos.

Convento Santa Clara

Su fachada ricamente decorada en estuco fue construida durante los primeros años del siglo XVIII. Fue diseñada para ser vista desde adentro por las monjas Clarisas, que nunca salían a la calle.

Convento de Capuchinas

Construido en 1736, fue el último convento femenino de la ciudad, cuyo nombre verdadero era de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza. En su interior destaca un patio circular con arcadas que marcaban las 18 celdas de las monjas. A este conjunto se le denominaba Torre del Retiro. Adicionalmente, existe un segundo patio que conformaba el claustro principal, con una fuente central y arcadas formadas por columnas de estilo toscano.

Templo, Convento y Arco de Santa Catalina

Esta institución se estableció en 1609 templo y convento. El templo fue inaugurado el 15 de septiembre de 1647. En 1694 se concluyó la construcción del arco o puente sobre la calle que servía para comunicar el convento con la huerta y los jardines